Corredor Norte del Ezkaurre

Por fin buen tiempo un finde en Piris, y para allí que nos hemos ido. Más fotos y risas luego, de momento…,

Edito para añadir la crónica del viernes, luego más

Como ya hau varios reportajes del corredor norte del ezkaurre yo me voy a centrar en lo que os interesa a todos: la carnaza y la risas 🙂

La verdad es que ha sido un finde completito: conocimos la «borda del miedo» con la reencarnaciñon del robe de extremoduro, nos colamos en un albergue, nos hizo malo, nos hizo bueno, subimos, bajamos como pudimos, reimos y nos pusimos hasta el culo de cervezas y migas.


Señor doctor, estos ya venían así de alterados de casa 🙂

Pero empecemos por el principio. El viernes nos juntamos 4 impresentables con intención de aprovechar el único anticiclón en fin de semana. Los elementos eramos: ga (macho alfa a partir de ahora), morritos Juantxo, perreo Pesqui y moe (el jon-an de baraka). Por recomendación de Triglav (un saludo a él y a su familia!) íbamos a pasar noche en la borda de debajo del camping (la economía está ajustá). El sitio no está mal. Zona de abajo con mesa y la de arriba con colchones. Un poco humeda y se oye el generador del camping, pero no es mal sitio.


Ambiente romántico de velas antes de que «destrozaran nuestra intimidad» que dicen los extremo.


Habitual escena de rapiñe


El cuchitril

Cenamos y cuando estábamos de charleta previa a irnos a dormir se abre la puerta (parece una peli de miedo eh? pues sí!). Por la puerta aparece un tipo, vestido de calle (estaba todo nevado y hacian como 2º), que entra y casi se cae de la misma. Menudo ciego llevaba. Y nos empieza con la mítica chapa, que si «no tenéis un cigarrito?» «no, no fumamos» «tú te crees que yo me creo que no tenéis un cigarro, pero estás muy equivocado». Luego que si llamarnos escorias, etc etc. Vamos, que nos dijo de todo menos bonito. Nosotros tranquis pasando de él. AL final se va y nos subimos a dormir. Apenas nos metemos en los sacos y vuelve. Sube arriba, se tumba y sigue con con el recital. Al final a las 1:30 pesqui tomas las riendas nos cagamos en su puta madre y nos vamos de la borda 🙁 El tío contento se pilla un colchón y nos sigue regalando perlas con su voz de el robe de extremoduro «resopla chaval, que no e queda nada por aprender» «al monte eh, que interesante».

En fin, nos vamos al albergue del camping y nos «colamos» en la habitación grande. Aquí a pesar del recital polifónico de ronquidos dormimos algo.

El sábado, paseo hasta el paso de Tatxeras, leer más abajo.

Y vamos con el domingo y el corredor al fin 🙂

A las 6:30 o así deciden levantarse parte de los 70 que estabamos durmiendo. Menudo pollo! Nosotros, remolones, nos levantamos a las 7 y nos vamos a desayunar/vestirnos a la cocina libre del camping. Finalmente a las 8:15 estamos listo para salir.

Aun quedan nubes retenidas pero el sol va haciendo acto de presencia

El Ezkaurre nos acompaña todo el camino por la carretera hasta el puerto de los navarros. La canal/corredor escogida es la de más a la derecha.

Tomamos la ruta normal al Ezkaurre con algo de huela vieja, para desviarnos a la izquierda como si fuesemos a hacer la arista, o la esminu. Aquí la huella se acaba y toca deambular por el bosque a media ladera. Al final salimos del bosque y vemos que tenemos que «retroceder» para coger la canal buena. Antes toca prepararse. Vamos sobrados de material aunque la ruta es sencilla (PD+ o AD- en la condiciones de nieve en as que estaba). Aquí tenemos a el macho alfa enseñandonos como va eso de las setas de nieve

Junatxo motivandose…

Y perreo-pesqui gustandose a si mismo antes de empezar

La pala de nieve previa, que cruzamos hacia la derecha, no tiene ningún misterio

El sol pega y calienta bastante, pero la canal está a la sombra.

Y pronto estamos al pie del primer estrechamiento.

Le preguntamos a pesqui como lo ve, es su primer dia, y si quiere que saquemos la cuerda. Nos dice que no, que lo ve sencillo. Así que seguimos con el material colgando cual ferreteros pero con las cuerdas en la mochi.

Las vistas preciosas, tanto para arriba….

..como para abajo

Macho alfa y Juantxo tira para arriba. Preciosos los arboles incendiados por el hielo y el sol

Mientras pesqui y yo nos vamos quedadon un poco rezagados. Es un corredor largo y pesqui lo va notando

A pesar de todo sube como un campeón y no se queja en ningún momento.

Ya estamos en el tercio superior. Las vistas cada vez más impresionante y se pone un poco más pino (45°?)

Pero no enseguida da tregua

Macho alfa y Juantxo ya están en el hombro superior de salida, donde hay buena cornisa hacia el circo del ezkaurre

Mientras yo espero a Pesqui en el último resalte de adorno para tirarle una foto.

Se terminó el corredor y tenemos la cima cercana con esa pinta tan suculenta. Pena de cornisas que nos impedían asomarnos a disfrutar del espectáculo.

Ya solo nos queda la loma cimera, donde es obligado mirar hacia atrás y ver como nos vigila el espelunga

Y pronto llegamos a la cima donde las vistas son acojonantes.

Pesqui agradecido a sus herramientas (hay un vídeo por ahí….)

Sí foto, Sí cima! Y con look viejuno 😛

Las caras lo dicen todo, ha sido una bonita ascensión

Y toca bajar. Al principio sencillo. Nos cruzamos con un trio, los primeros que vemos en todo el día.

Luego al llegar a la ladera la cosa se pone más pina.

Hemos abandonado la huella de los que han subido buscando la bajada «normal» de verano. Cagada. Al final nos vamos demasiado abajp y nos toca flanquear una gran placa con bastante mala pinta y nieve costra. Fue el peor momento del día 🙁 Pesqui las paso un poco canutas, poco acostumbrado a este terreno. Como se ve no estaba demasiado pino, pero no daba nada de confianza 🙁

Finalmente llegamos contentos al camping

Este repor va dedicado a Pesqui por su estreno en la nieve y por saber ser el macho alfa cuando hizo falta y por alegrarnos el finde con sus perreos y rompe chapas xDD



Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario